Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Cómo hacer creer que se miente con estadísticas

En general se sabe que con las estadísticas se puede mentir –aunque aún es más fácil hacerlo sin ellas. Afinando más, Charles Murray precisaba en un artículo de hace unos años (2005) cuál es la táctica más eficaz si se quiere acusar a otro de mentir con estadísticas.

Murray se basa en una ya larga experiencia encajando críticas, tras la publicación en 1994 de su libro The bell curve, junto con Richard Herrnstein. La penúltima crítica es bastante detallada, y corre a cargo de Eric Turkheimer, Kathryn Paige Harden y Richard E. Nisbett, que acusan a Murray de seguir vendiendo nada menos que “ciencia basura” y de rebote también la toman con Sam Harris por su entrevista reciente.

En su breve artículo, publicado en Statistical science, Murray pasaba revista a diferentes maneras de triturar una idea con razonamientos aparentemente estadísticos: cuestionar la validez de la muestra, poner en duda el coeficiente de determinación, sugerir que el autor debería haber empleado otras variables, insi…

Entradas más recientes

Cultura de honor, cultura de dignidad y cultura de victimización

La sociedad profunda

¿La era del estancamiento?

El Efecto Woodley: la caída de la inteligencia genética

Leones y zorras

El progresismo autoritario

La nueva constitución japonesa y el fin de la "paz perpetua"

Una nota sobre ciencias modernas y ciencias reaccionarias

La rebelión antigenealógica europea

El ateísmo como monocultura de izquierdas