Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La modernidad infectada

El imperio liberal está en shock a causa de un "enemigo" microscópico y apolítico que jubila incluso la idea del optimismo estancado. En lugar de una era unipolar mecida por tecnociencia benéfica, "larga paz", evitación secular de la peor miseria para todos, y avances democráticos graduales, pero más o menos ininterrumpidos, hacia una "sociedad global" gracilizada, nos tambaleamos hacia una terra incognita de multipolarismo y dialéctica de estados donde brotan ya desconcertantes, monstruosos y robustos brotes arcaico-futuristas, a medio camino entre el transhumanismo y la cartilla de racionamiento, la cara oculta de la luna y un huerto tras vías ferroviarias abandonadas.

Sin que termine de coagular una "cuarta teoría política", con anticuerpos capaces de hacer frente a los patógenos de la modernidad infectada, las ideologías revolucionarias se repiten como farsas embarazosas y sanguinolentas: liberalismo, socialismo, nacionalismo: manuales de l…

Entradas más recientes

La montaña sagrada

Animales divinos

Cosas en las que me equivoqué

No hay escépticos en la sabana

Ethnocentrum

La secularización europea y los "bienes psicotrópicos"

Cómo hacer creer que se miente con estadísticas

Cultura de honor, cultura de dignidad y cultura de victimización

La sociedad profunda

¿La era del estancamiento?