Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

No hay escépticos en la sabana

La existencia del ateísmo y el escepticismo precisan más explicaciones que la existencia de la creencia y el conformismo. Según los científicos cognitivos la religión es más “natural” que la ciencia (McCauley, 2000), y la imagen “standard” de la racionalidad humana según la cual las personas actúan de acuerdo a principios racionales normativos, orientados a conseguir el mayor beneficio y felicidad –excepto en ciertos lapsos y “errores de ejecución”–, es incorrecta (Lanman, 2016). Por el contrario, la forma “sesgada” de razonar, basada en heurísticas heredadas de la evolución, donde el pensamiento “rápido” prevalece sobre el “lento”, parece ser la más natural. Hay evidencias sólidas de que el comportamiento político, el económico o el religioso responden en general a este patrón, y no al comúnmente aceptado por el racionalismo ilustrado en sus distintas variantes desde Descartes.

El racionalismo irreligioso es un fenómeno evolutivamente novedoso y una posición poco común, incluso en l…

Entradas más recientes

Ethnocentrum

La secularización europea y los "bienes psicotrópicos"

Cómo hacer creer que se miente con estadísticas

Cultura de honor, cultura de dignidad y cultura de victimización

La sociedad profunda

¿La era del estancamiento?

El Efecto Woodley: la caída de la inteligencia genética

Leones y zorras

El progresismo autoritario

La nueva constitución japonesa y el fin de la "paz perpetua"