Ir al contenido principal

Oriol Junqueras no es "nazi" sino imbécil

Estos días las redes sociales y algunos digitales se han incendiado con la resucitada noticia de que el político español Oriol Junqueras cree en “diferencias genéticas entre españoles y catalanes”. El titular se basa en una columna publicada por Junqueras en 2008 en uno de esos panfletillos políticos financiados con dinero público por la élite extractiva, donde el político hacía una lectura sui generis de un trabajo científico (Lao et al. 2008) a su vez comentado por Nicholas Wade en el New York Times.

Como anota en Twitter “Silver Fox”, no se sabe muy bien qué es peor, si suponer que es “nazi” hablar de diferencias genéticas entre poblaciones o suponer que las diferencias genéticas justifican la independencia de Cataluña.

Hay dos comentarios muy llamativos, por su notoria falsedad, en la columna de Junqueras. En primer lugar, efectivamente no hay “sólo 3 estados donde no ha sido posible agrupar toda la población en un único grupo genético”. El artículo publicado en Current Biology se basa en una muestra de 2154 individuos procedentes de 23 subpoblaciones europeas, entre ellas dos españolas (Spain I, Spain II, Barcelona). No hay una sola mención en el trabajo a "catalanes" y "españoles" como subpoblaciones distintas:



Pero quizás lo más pintoresco es que Junqueras subrayara que “los catalanes tienen más proximidad genética con los franceses que con los españoles; más con los italianos que con los portugueses; y un poco con los suizos”. Si alguna conclusión firme puede extraerse del artículo de Lao y sus colegas es justamente la proximidad genética de todas las poblaciones europeas contemporáneas. Las diferencias existentes, sólo algunas de cuño moderno, mostrarían además una fuerte correlación entre la distancia genética y la geográfica, con una mayor diversidad en las subpoblaciones sureuropeas consistente con los movimientos migratorios prehistóricos registrados del sur hacia el norte (es decir, comparativamente los noreuropeos descienden de menos grupos humanos que los sureuropeos). Cabe mencionar que los eventos históricos más recientes han tenido en general un efecto homogeneizador en los genes de los europeos y que en general los genetistas de poblaciones no estiman que las poblaciones europeas tengan hoy un carácter “discreto” (Novembre, J. et al., 2008). Las únicas subpoblaciones que quedarían relativamente aisladas de este cuadro general serían los sami finlandeses y los vascos; aunque se ha puesto en duda recientemente la separación de estos como grupo étnico del resto de los españoles (Laayouni et al., 2010).

Es posible que Junqueras tenga “ideas racistas” como sus antecesores ideológicos del nacionalismo catalán, siempre arrastrando un complejo de inferioridad nordicista, pero lo que está claro es que esas ideas no están sustentadas en la genética de poblaciones. Curiosamente, serían las poblaciones ibéricas -incluyendo por supuesto a los catalanes- las que mayor porción de genes europeos antiguos portarian en la actualidad, según al menos un estudio (Bauchet et al., 2007). Los europeos más "viejos" somos los del sur. Lo que después llegó a considerarse el ideal blanco noreuropeo bien pudiera ser un producto histórico reciente.

Por supuesto, hablar de diferencias genéticas entre poblaciones vecinas no hace de nadie un “Nazi”, como en esencia parece suponer una oleada de comentaristas y de "cuckservatives" patrios ofendidos por la mera mención de diferencias biológicas.

Comentarios

  1. Joaquín González28 de julio de 2015, 17:36

    Coincido contigo en que detrás de este empeño de algunos ideólogos y activistas del nacionalismo catalán en buscar diferencias genéticas entre los catalanes y el resto de la población ibérica, hay un complejo de inferioridad por el hecho de ser ibéricos. Se podría denominar "Complejo de Sarah Jane", (por el personaje del melodrama de Douglas Sirk Imitación a la vida).

    En relación con el estudio de marras, parte del problema reside en que solo se tomaron varias muestras en tres casos (España, Alemania e Italia). Si hubieran tomado varias muestras de Inglaterra, una en East Anglia y otra en Cornualles, las diferencias podrían ser mayores que en el caso alemán o en el español. Lo mismo digo de Francia. En cuanto a España, imaginemos que las muestras se hubieran tomado en Cartagena y La Coruña, en lugar de Madrid y Barcelona. En ese caso, no sería de extrañar que algún militante del nacionalismo gallego utilizara las previsibles -pero leves- diferencias entre ambas muestras para marcar distancias entre Galicia y el resto de España.

    Para terminar, habrá que buscar un término equivalente a cuckservative en español, porque aquí también hay muchos, por desgracia.


    ResponderEliminar
  2. Gracias, tendré que ver esa película. De acuerdo también con el problema de las muestras, aunque en todo caso la conclusión mas reseñable de ese trabajo es la similitud, no la disimilitud genetica Europea, conclusión suficientemente apoyada por el tamaño y la representatividad de la muestra. Aún así hay diferencias, por supuesto. Para poner los supuestos "intereses etnicos" un poco en perspectiva, los chinos y los japoneses tienen descendientes más recientes que europeos del Norte y el sur (aunque no sé muy bien como se refleja esto en términos de distancias fst), y simultáneamente los asiáticos muestran una hostilidad cultural muy superior a los europeos.

    "Cuckservative" parece intraducible en español. Hay alguna cosa, como los "maricomplejines" de Losantos. Pero Losantos es un "cuckservative" de libro, así que no es eso.

    ResponderEliminar
  3. No sé si es intencional,pero en "SilverFox" no enlazas a mi perfil si no a un artículo de NYT.

    ResponderEliminar
  4. Era un error, tenía duplicado ese enlace del NYT.

    ResponderEliminar
  5. Cuckservative= liberal conservador, favorable a la inmigración masiva, el mestizaje, católico pero realmente muy secularizado, ultrasionista y votante fiel del Partido Popular... idénticos a los cuckservatives yankees. Realmente este perfil es el mayoritario en toda la derecha no ya europea, sino occidental(en Australia también son plaga)

    ResponderEliminar
  6. Todo cierto. La única diferencia es que en España aún no se han enfrentado con crítica alguna y todavía creen ser la "alternativa" a la izquierda. Mucha gente de base lo cree realmente, sin mala fe.

    ResponderEliminar
  7. juynqueras es no solamente imbécil, es analfabeto y bruto, tripon, da asca verlo, torñpe para que seguir dándole calificativos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios deben ajustarse al tema de la entrada y respetar normas de cortesía.

Entradas populares de este blog

El idiota inteligente. Sobre el origen cognitivo de la modernidad

Bruce M. Charlton es un psiquiatra evolucionista británico, editor de Medical hypothesis de 2003 a 2010, una revista inicialmente orientada a la publicación de ideas “poco convencionales”, y no revisadas por pares –al menos antes de que Elsevier obligara a rectificar al consejo editorial.

Las ideas de Charlton tienen, en este sentido, una vocación epistémica “exploratoria”, por usar líbremente una distinción reciente de la psicología social (Sakaluk, 2016).

Clever sillies. Why the high IQ lack common sense (“Idiotas inteligentes. Por qué la gente con alto CI no tiene sentido común) (2009) es quizás su obra maestra. En este pequeño ensayo, Charlton utiliza el criterio del psicólogo Satoshi Kanazawa (“Principio de la sabana”), según el cual la inteligencia alta es una adaptación cognitiva para resolver problemas “evolutivamente novedosos”, en contraste con “la resolución de problemas que eran una parte normal de la vida humana en la era ancestral de cazadores y recolectores”, o dicho ab…

La nueva constitución japonesa y el fin de la "paz perpetua"

Inmanuel Kant publicó en 1795 un ensayo insinuando un nuevo orden jurídico internacional capaz de fundar una “paz perpetua” entre naciones, particularmente mediante un tratado que "aniquila y borra por completo" las causas de toda guerra futura. Al firmarse el Tratado de Renuncia a la Guerra, conocido como Pacto Briand-Kellogg (1928), las ideas de Kant parecieron cobrar una inesperada vida, pero el entusiasmo pacifista es interrumpido drásticamente por el reinicio de las hostilidades internacionales en 1939 –y aún antes en el continente asiático. Tras el desenlace de la guerra mundial, el espíritu dañado de la "paz perpetua" se refugió en la aún vigente Constitución de Japón (日本国憲法), promulgada en 1948.

En su artículo 9 leemos:

Aspirando sinceramente a una paz internacional basada en la justicia y el orden, el pueblo japonés renuncia para siempre a la guerra como derecho soberano de la nación y a la amenaza o al uso de la fuerza como medio de solución en disputas i…

La rebelión antigenealógica europea

Quién sabe si entre las lecturas canónicas de la filosofía figurarán dos a cargo de Peter Sloterdijk. Una es la breve conferencia, Normas para el parque humano (1999). Otra es más reciente: Los hijos terribles de la edad moderna. Sobre el experimento antigenealógico de la modernidad (2015; Siruela).

En esta última obra encontramos algunos “conceptos fundamentales”, para una teoría oscura de la modernidad.

El Hiato 

Si para los antiguos el hombre está en el mundo porque no mereció un sitio mejor, para los modernos representa más bien un honor haber sido arrojados del paraíso, “el acontecimiento más feliz y más grande de la historia humana”, para Schiller, en cuanto preludia un despertar de las fuerzas de la razón. Es posible un nuevo comienzo, un "punto cero" de la humanidad porque la mente es una “tabla rasa” y la herencia una tara remediable.

A partir de la revolución francesa–irónicamente consentida por Dios, para De Maistre– empieza una época caracterizada por el primado d…